Ha muerto un gran hombre

Por desgracia tengo que dedicar el post número cien a hablar de la muerte. Esta mañana llegaron malas noticias a mi casa, ayer falleció mi abuelo materno, un gran hombre.

Ramadán Elmasri, huérfano en la infancia, denostado políticamente por mantener sus ideales tras un golpe de estado, ciego media vida. Un hombre que se hizo a sí mismo llegando a ser embajador y casi primer ministro. Un hombre pacífico, religioso, culto, cariñoso con sus hijos y mujer, justo, humilde.

Una leyenda. Mi abuelo.

Yo no tuve la oportunidad de conocerle cabal, la historia de esta familia es turbulenta, larga y peligrosa. Él, a través de las historias de mi madre vive en mí. Yo te imité abuelo, eras mi modelo.

Sin conocerte, eras todo lo que yo ansiaba ser.

Gracias por haber existido.

Anuncios

4 comentarios en “Ha muerto un gran hombre

  1. Lamento mucho tu pérdida. Por lo menos podemos decir que tuvimos y tenemos gente excepcional en nuestras vidas y eso vale mucho. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s